CAJA DE AHORRO SOLIDARIA y VIRTUAL

27 Ago

Proyecto en el que estamos trabajando en nuestra COOPERATIVA.

Entendemos el importante papel transformador que las monedas sociales pueden representar, pero pensamos que es necesario disponer de una herramienta que además facilite una gestión del sistema con la perspectiva de dar mayor preferencia a los aspectos sociales respecto a los financieros, en contraste con los hábitos impuestos desde una cultura económica que condiciona hábitos y costumbres, y que es la causante de la aparente crisis.

Hemos tomado contacto con algunos grupos que están buscando soluciones al tema, y sin duda se hace desde una perspectiva que busca la transformación de la sociedad, prescindiendo de falsos valores impuestos desde el nepotismo.

Es un trabajo fundamental con el que conseguir la racionalización del uso de los recursos, pero que está dificultado por el arraigo de unos conceptos que se basan en unas teorías inducidas (o impuestas) desde un consumismo destructor del BIEN COMÚN, repetidos, machaconamente, desde las esferas del poder establecido:

 competencia,
 incremento de la productividad para bajar costes,
 creación de puestos de trabajo,
 fomento de la demanda,
 privatización servicios sociales y sistemas de previsión social,
 saneamiento y privatización del Sistema Financiero,
 Infraestructuras para el progreso…

Es posible que dichos conceptos, de no tomar una conciencia clara de su verdadero significado y del objetivo de sus sustentadores, puedan condicionar una operativa que, si bien en principio prescinda de los “vicios” de un sistema financiero especulativo, si tiene un marcado éxito, termine incorporando aspectos mercantilistas aparentemente inocuos, pero que terminen corrompiendo los objetivos sociales del proyecto.

Es decir, nos parece imprescindible tener una base clara de a donde se quiere llegar, y que medios estamos dispuestos utilizar.

Con un espíritu muy crítico, podríamos decir que esos síntomas se pueden apreciar en proyectos tan interesantes y necesarios, ya sea en pleno funcionamiento, como COOP57 o, a punto de iniciar su andadura, como FIARE…

Es evidente que representan sistemas ideales de gestión financiera “ética”, con una actividad positiva y necesaria, en una sociedad manipulada siendo una valiosa alternativa respecto a las entidades financieras al uso. Pero quizá aún conserven aspectos que, inadvertidamente, pueden transmitir el “virus” de la eterna usura y sobrexplotación, que induzcan a una metamorfosis futura y a partir de un éxito necesario y probable, se termine facilitando una “reconversión” que repetiría el proceso sufrido en los últimos años por las Cajas de Ahorro…

Quizá algunos no sepan que, en sus orígenes, las Cajas fueron proyectos sociales de gran interés, basados en el “BIEN COMÚN”, gobernadas por la Asamblea de sus usuarios, sin ánimo de lucro, al servicio de la economía social y cultural, en la comunidad próxima y en colaboración con toda la red universal de Cajas de Ahorro populares…

Ese “virus” podría estar representado por aspectos que permanecen insertos en la estructura de la gestión de los proyectos que se conocen:

– Cobro/pago de intereses.
– Condiciones rígidas en los vencimientos.
– Avales de solidarios limitados, VS la solidaridad.
– Valor intrínseco de la moneda, respecto a los bienes de cambio.

Condicionando el diseño de la mayoría de los intentos que conocemos son adaptaciones de lo que ya existe, asumiendo (aunque de forma un tanto independiente) algunos roles y funciones que hacen que el DINERO sea el condicionante de la actividad económica y comercial, aunque sea de una forma más atenuada. Naturalmente, son avances importantes y valiosos, pero parece que es necesario profundizar aún más en la búsqueda de maneras y métodos para liberar a la sociedad de la tiranía impuesta por los controladores de los flujos financieros, de una forma definitiva.
————————————–
El problema: Se trata de distribuir bienes necesarios, de forma justa y equitativa, evitando que el control se ejerza desde una minoría desligada de objetivos relacionados con una economía justa, solidaria y sostenible.

Mudar el objetivo universal de la ganancia individual, progresiva, basada en el control de unos fondos financieros ficticios, al objetivo de una racionalización de la actividad humana, basada en el respeto al entorno, en que el objetivo sea el BIEN COMÚN basado en la tolerancia y la comunicación, en la seguridad de que la tecnología bien encauzada, y la voluntad y respeto de las personas hacia unos objetivos sociales propuestos desde la perspectiva de la no tan utópica idea-guía: “Un mundo mejor es posible”.

Estamos pues, abiertos a cualquier tipo de colaboración. Bien aceptándola para nuestro proyecto, o bien incorporando nuestros esfuerzos a otros proyectos más avanzados, como el CES.

Miguel A. Quinteiro – +34 669781006 – maq@intergal-coop 2014/08/03

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: