“DERECHOS DE LAS PERSONAS, SEGÚN LAS DOCTRINAS SOCIALES DE LOS NEOLIBERALES:

2 Ene

Todos somos iguales, y tenemos derecho a votar. (Vota intuitivamente… No te pares a leer promesas o programas, que todos son falsos. Tus reflejos son el mejor consejero político, y verás como siempre aciertas: ganarán los que tu votes)

(NOTA: Al votar intuitivamente, haces caso a tu subconsciente, donde automáticamente se almacena el aluvión de información de los medios de comunicación más populares, generando una opinión en base a las tendencias que más se repita en esos medios.)

Las diferencias sólo las puede marcar la cantidad de dinero que manejes, y el voto te libera de la necesidad de organizarte política y socialmente, para que puedas dedicarte libremente al consumismo, pero de forma consciente: podrás criticar de forma ordenada lo que no te guste, para que los “suministradores” estudien la conveniencia o no de aplicar tus criticas.

Sólo tienes que estimar un PRINCIPIO SOCIAL: Tu consumo crea puestos de trabajo, lo que genera nuevos consumidores, lo que quizá te facilite a ti un medio de vida, pero has de ser prudente y vigilar a tu vecino, pues seguro que te disputará las mejores oportunidades, por las que debes luchar en un higiénico esfuerzo para sobrevivir dignamente, llegando a las cotas más altas.

La emoción de la lucha diaria, y el cumplimiento de tu deber para quien te facilita el sustento, serán los complementos adecuados a una vida dedicada a tus aficiones deportivas y sociales… cuanto más consumas, vivirás más intensamente, y podrás provechar las oportunidades de crédito para el consumo, y las fabulosas oportunidades que los incrementos en la producción generen, como ofertas de 3×2, bonos descuento, sorteos, viajes, etc.

Deja a los políticos en el poder y a los técnicos consagrados que resuelvan los problemas estructurales y financieros, y acepta con resignación las medidas y recortes que las autoridades impongan para superar situaciones de crisis, en la seguridad de que las razones para tomar esas medidas están científicamente justificadas por los técnicos reconocidos por las autoridades.

Acepta patrióticamente los sacrificios que se decreten, en la SEGURIDAD de que los mismos son necesarios para garantizar el futuro.

Pero si te sientes personalmente perjudicado, siempre podrás exigir se reconozcan tus derechos, pero ojo, no te dejes involucrar en movimientos que lo que pretenden es derribar el sistema.

Tampoco dejes que te utilicen y no aceptes hacer causa común con cuestiones que a ti no te afecten directamente.

Busca cualquier oportunidad de negociación individualizada, ya que siempre será preferible un mal arreglo que un  buen pleito, y si tienes la suerte de tener buenos contactos siempre será más fácil conseguir alguna compensación excepcional respecto a los demás afectados.

Pero si la única salida es participar con otros afectados, participa, pero atento a no dejarte involucrar en medidas extremas de las que deberás desligarte, en la seguridad de que sólo servirán para malograr  el intento.  Así pues tendrás muy claro que si no se consiguen tus objetivos, habrá sido por que otras personas han boicoteado el esfuerzo, al intentar beneficiarse al margen de los demás.”

Mientras se escriben estas líneas, por la radio están dando noticias sobre manifestaciones. La información incluye preguntas a los participantes, y las cuatro respuestas recogidas, son las siguientes:

  • “A MI ME rebajaron el sueldo a 600 €”…
  • “A MI ME despidieron sin causa justificada”…
  • “Perdí MI piso al no poder pagar los recibos por quedarme sin trabajo”…
  • “A MI NO ME renovaron el contrato temporal”…

Es decir, ninguno de los entrevistados está allí para pedir un cambio global del sistema político social, o al menos la pregunta que le formularon no dio lugar a explicar la intencionalidad de su actitud, EN TODOS SUS ASPECTOS.

Lo que quiero destacar es que la actitud de los medios es la de informar tendenciosamente, transmitiendo la sensación de que las personas que protestan sólo están preocupadas por lo que les afecta directamente, pues es indudable que así conviene al sistema. Es una estratagema para cortar de raíz cualquier intento de organizarse de forma solidaria entre las personas afectadas, que son la mayoría, aunque de diversas formas.

En definitiva, parece imprescindible tomar conciencia del verdadero trasfondo de la Sociedad actual, si se pretende conseguir cambios que garanticen una evolución hacia situaciones más justas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: