COMENTANDO COMENTARIOS SOBRE LA CRISIS BANCARIA

8 Ago

Me temo que lo que se puede conseguir con esos artículos publicados en medios considerados alineados con la oposición al sistema, en los que se “denuncia” la situación de bancarrota de las entidades financieras, es fortalecer la posición de los que opinan que los bancos privados son piezas fundamentales para el desarrollo de la economía, y aun cuando se reconoce el abuso y las ilegalidades de los mismos, deja muy claro que su recuperación es imprescindible, si queremos salir de la crisis que ellos mismos han causado.

Está claro que los políticos que nos gobiernan tendrían que  meterlos en cintura, haciéndoles pagar los abusos cometidos, y si no lo hacen, es porque están confabulados en una estrategia para entregar a las oligarquías financieras el control sobre la economía y las personas…

Quiero decir que tales artículos a los que me refiero, más que denunciar una situación de abuso permanente, está “explicando” porque no es posible salir de la crisis ya que antes hay que “sanear” unas finanzas en situación de aparente quiebra, pues antes que la justicia y la lucha contra la corrupción, hay que regularizar unas estadísticas que les obligan a prever aún más crisis…

Porque de eso es de lo que se trata: de enjugar unos números de forma que, según convenga, indiquen vamos a empezar a salir de la crisis (o ya estamos saliendo) o justificar lo injustificable.

Así se presenta a la corrupción y a los escándalos financieros como males del pasado, endémicos en cuanto que serán inevitables en el futuro, pero lo urgente es tapar unos agujeros que nos van a engullir a todos, si no nos resignamos a las “medidas de Saneamiento de la Economía”: Los banca internacional se ha posado 3 pueblos, pero no podemos prescindir de su presencia y directrices, las más adecuadas para salvarnos de nuestros errores…

Pero además, se nos explican, hasta la saciedad, los números que justifican esa crisis (que está ahí, y hay que salir de ella, no importa quien la haya provocado) para que no acabemos perdiendo lo poco que aun tengamos, en lo que se refiere a derechos sociales y políticos…

Pero se olvidan que toda esa corrupción y escándalos financieros fueron permitidos por unos políticos, que traicionaron a sus electores ocultando la situación y contribuyendo a que los verdaderos causantes desarrollaran sus estrategias diseñadas para tener todo el poder económico y por tanto gobernar a su antojo un mundo oscurantista donde  la falacia campa a sus anchas. Y es cierto (en España) que esa responsabilidad corresponde al conjunto de políticos que nos han gobernado desde la “transición” (Que si la hubo, en las cuestiones financieras fue a peor, y en las políticas, incompleta o fraudulenta) y no importa qué partido estuviera en el poder (en la sombra el mismo amo)… ¿Dónde está la fiscalía anticorrupción?… ¿Y el papel del Banco de España, como regulador de la actividad Bancaria, responsable de defender los derechos de sus clientes?… ¿Cómo no ha llegado a los tribunales una investigación sobre el papel jugado por políticos, funcionarios y autoridades en una denuncia formal contra los verdaderos responsables?…  Hombres de paja y cabezas de turco, no faltaron, pero fueron generosamente compensados porque al final el “botín” ha quedado intacto en sus manos.

Pero, para más escarnio, a poco que analicemos los datos manejados, se detectan varias lagunas, de datos tangenciales que desvirtúan las conclusiones alcanzadas…

Empecemos por decir que algunos datos de referencia que se utilizan están desvirtuados o son inadecuados en su valoración, y siempre sin un contraste fiable. Por ejemplo, toman como base para ciertos cálculos la tendencia a la morosidad, como un dato negativo, cuando el dato que se debería utilizar son los importes fallidos, que han dejado de cobrarse definitivamente.

Primero, porque la “morosidad”, en contra de lo que alegan, es un signo positivo, ya que supone unas mayores ganancias, al generar recargos y penalizaciones cuantiosas a favor del banco.  Segundo porque la cifra manejada es muy superior al resultado real (importes no cobrados definitivamente), con lo cual la situación siempre resultará más “grave” que si se utilizara el importe real.

Luego está la descapitalización de las deudas: El importe adeudado, no está cubierto por el valor de la garantía aportada, significando una “pérdida” para el banco, pero nos estamos olvidando que en todos los casos, la deuda original, o sea el dinero entregado por el banco, se ha incrementado con unos intereses previstos  y unos garos desorbitados, con lo que no puede decirse que el banco “ha perdido” un dinero que habrá dejado de ganar, pero seguramente el valor del bien cubra sobradamente el importe de préstamo realmente entregado inicialmente, incluso una buena parte de los intereses pactados, por lo que tendría que valorarse como una operación más o menos rentable, pero nunca como una pérdida

E decir, manejan una información que puede estar justificada como una opción para tener una visión pesimista de la situación financiera, dando además como posible una demanda de los depositantes de ahorros a la vista que no pudiera ser atendida, por ser masiva… Pero que no tiene nada que ver con la situación real, que debería de reflejarse en unos balances muy distintos a los utilizados.

Porque otro factor que se utiliza es, respecto a los inmuebles adquiridos en compensación, el valor del mercado en una situación de recisión del mercado, pero que no tiene justificación en cuanto a que esos inmuebles son un valor mucho más real que el de los billetes de banco…

¿Qué es más seguro, que tu patrimonio esté representado por bienes materiales, que de forma natural han de incrementar su valor en dinero, a causa de la inflación, o en unos billetes de banco que no tienen respaldo alguno, cuyo valor se decide arbitrariamente en los foros financieros, según su conveniencia? …

El dinero en circulación debe aumentar regularmente para atender la demanda generada por las transacciones. De hecho, sin necesidad de imprimir billetes, los capitales crecen en base a la circulación de capitales, que controla al 100% la banca privada, pues ya no se necesitan billetes, sino crédito, que en la práctica es controlado por la banca, que decide en que momento “abre” la mano o la “cierra”, o lo encarece…

(Precisamente, para contrarrestar el efecto de los usureros de turno, se está poniendo en marcha una “Caixa Virtual de Crédito Mutuo” que prescinde del dinero en efectivo).

Así pues, los políticos horados y las personas que desean alcanzar la justicia, deben de centrar sus esfuerzos en informar con verdad a las personas, proponer cambios que eviten los actuales abusos, y construir una plataforma unitaria para alcanzar la mayoría absoluta en el próximo parlamento, para convocar a la creación de una nueva Constitución…

MAQ.

8/8/15 669781006 – maqmaq@gmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: